Artistas

Richie Hawtin vs Ricardo VillalobosDE
Richie Hawtin vs Ricardo VillalobosDE
Richie Hawtin vs Ricardo VillalobosDE
Richie Hawtin vs Ricardo VillalobosDE

Richie Hawtin vs Ricardo VillalobosDE
Richie Hawtin vs Ricardo VillalobosDE
Richie Hawtin vs Ricardo VillalobosDE
Richie Hawtin vs Ricardo VillalobosDE

Richie Hawtin vs Ricardo VillalobosDE

Desde los albores de su carrera ultra-minimalista como Plastikman, el canadiense Richie Hawtin a cruzado ampliamente una y otra vez el globo como DJ de alto calibre partiendo pistas sin cesar durante casi una década. Usuario y promotor ferviente del Final Scratch, —el software que revolucionó la manipulación de tornamesas en la era digital—, es del conocimiento público que fue uno de los primeros en explorar y llevar esta tecnología a sus límites. Invitado y colaborador asiduo de la edición de MUTEK en Montreal desde hace varios años y héroe del tecno en el continente americano, participa nuevamente en el escenario de MUTEK en pleno desarrollo de su actual fase creativa, luego de intensas giras y de una antológica actuación en el showcase de Minus en MUTEK México. Además de una imparable agenda de presentaciones, dos importantes proyectos discográficos (Plus 8 y Minus) y diversos proyectos artísticos, Hawtin, radicado en Berlín desde el 2004, no ha dejado su trabajo en estudio y su profunda investigación sobre las diferentes posibilidades de abordar el ritmo con la tecnología de la que dan cuenta sus célebres CD-mixes Decks, FX & 909, DE9: Closer to the Edit, y DE9: Transitions, ininterrumpidas odiseas por los mejor del tecno minimal. La música para la clausura e inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Turín a inicios del 2005, le permitió alcanzar, con sus arriesgadas composiciones y complejas vibraciones sonoras, a una enorme audiencia en todo el mundo que hoy comparte por igual el sorprendente trabajo de este artista indiscutible del tecno que no sólo sigue moviendo pistas de baile alrededor del mundo, sino dando argumentos y motivos para reimaginar el potencial del DJ en esta era post-vinílica.

Enlaces
M-nus